976 46 12 56

Blog del Filtro de Agua

Hola Amigos:

A parte de los filtros de agua, si hablamos del  tratamiento de agua doméstico por excelencia es el descalcificador, archiconocido sobre todo en aquellas partes de España que sufren las aguas duras (entendiendo como tales las que contienen un exceso de cal).   Todos sabemos que la cal es el enemigo número 1 de las calderas, lavadoras… sin embargo por la red corren todo tipo de informaciones, algunas más acertadas que otras, por ello hemos querido escribir un artículo sobre si ¿se puede beber agua de un descalcificador?

Se puede beber agua de un descalcificador

Para ello empezaremos formulándonos unas preguntas básicas:

¿Qué es la cal del agua?

Nos referimos a los altos niveles de iones metálicos principalmente calcio y magnesio en forma de carbonatos, conocidos sobre todo por el polvillo blanco seco que dejan y la presencia de calcio, aunque todo el mundo lo conoce como cal.

¿Qué es un descalcificador?

Es un aparato que, generalmente, se instala a la entrada general del agua de la casa y a partir del cual se elimina la cal, protegiendo con ello las tuberías, sanitarios, electrodomésticos…es importante no confundirlo con los antiincrustantes o secuestradores de la cal, cuya función principal es evitar que la cal precipite pero sin llegar a eliminarla.

Aunque existen varios tipos de descalcificador, cuando en general hablamos de un decalcificador doméstico estamos hablando de uno que funciona con resinas catiónicas.

¿Cómo funciona un descalcificador por resinas catiónicas?

descalcificador domestico

Es muy sencillo, el descalcificador tiene resina impregnada de sodio, y cuando el agua con cal la atraviesa, se produce un intercambio iónico, intercambiando los iones de calcio y magnesio por los iones de sodio, es decir, la cal se queda en la resina pero a cambio libera sodio.

Aquí es donde estriba el mayor argumento en contra de estos aparatos, y es que al descalcificar mediante resinas estamos adicionando sodio al agua, más ahora habida cuenta de la cruzada que hay en contra de la sal.

¿Cuánta sal añade un descalcificador al agua?

La cal tiene diferentes maneras de medirse, aunque en España la más extendida es la de grados franceses, así 1ºF es igual a 10 mg/l de sales de calcio y magnesio. Pues bien la respuesta a cuánta sal añadimos es: 4.35 mg/litro por cada grado francés que eliminamos.

Por ejemplo: si tenemos 40 grados franceses y queremos dejar 10,  eliminando por tanto 30 (siempre hay que dejar una cal residual, ya que tan malo es que haya mucha cal como nada, puesto que entonces el ph se acidifica y oxida las cañerías), estaríamos añadiendo a agua 130.5 mg de sal por litro.

¿Qué dice la ley del máximo de sal admisible?

Según el RD 140/2033, cuyo artículo 27.7 fue posteriormente desarrollado el 9 de marzo de 2005, fruto del consendo entre el Ministerio de Sanidad y las CCAA se califica que un agua no será apta para el consumo cuando exceda 650 mg/l.

ventajas agua descalcificada

¿Cuánta sal al día recomiendan consumir los expertos?

Según los expertos no deberíamos exceder los 2400 mg de sodio al día, llegando incluso a los 1500 mg al día en el caso de las personas mayores o que tengan problemas de tensión. Hay que tener en cuenta que la mayoría de sal nos proviene  a través de la comida procesada que consumimos.

Conclusión

A tenor de las cifras que hemos expuesto tenemos que concluir que el aumento de la concentración salina observada en el agua descalcificada no supone un riesgo para la salud en la población sana.

Para aquellas personas con los problemas anteriormente descritos, nosotros personalmente recomendamos completar la instalación de un descalcificador con la de una osmosis inversa en el punto de consumo, que se encargará de ajustar la cantidad de sales a niveles óptimos.

Esperamos que nuestro post sobre si ¿se puede beber agua de un descalcificador? Os haya resultado interesante.

Un saludo y hasta otra amig@s

Autor: 

[contact-form-7 id=”356″ title=”Formulario Blog”]

 

 

 

 

 

 

Camen Cardo

Deja un comentario