976 46 12 56

Blog del Filtro de Agua

Ósmosis inversa en Zaragoza

Hola amigos:

Si hay un tema por el que nos preguntáis continuamente es por la ósmosis inversa en Zaragoza.

Esto no es casual y viene un poco dado por las características generales del agua en la capital aragonesa:

  • Es un agua dura: lo que significa que tiene un elevado nivel de cal
  • Tiene un TDS alto: con ello nos referimos al total de sales disueltas
  • Tiene cloro: lógicamente como cualquier agua potable debe llevar cloro.

Con la ósmosis inversa resolvemos estos tres problemas por lo que es un sistema ideal para tratar el agua en Zaragoza

Ósmosis inversa en Zaragoza

A la hora de hablar de los sistemas de ósmosis inversa podemos distinguir dos grandes grupos:

Ósmosis industrial en Zaragoza

La podemos encontrar en empresas o lavaderos de coches, tiene un tamaño considerable ya que tienen que filtrar un gran número de litros (además hay que contar con el rechazo) por lo cual es preciso filtrar aproximadamente el doble de litros que se vayan a utilizar. Aquí cobra una especial importancia el pre-tratamiento que puede llegar a costar el doble que el propio sistema de ósmosis inversa.

Ósmosis doméstica en Zaragoza

Se instalan bajo las fregaderas, aunque  también existen sistemas sobre fregadera, pero son más escasos por el espacio útil, de encimera que roban. Con ello las familias ahorran en agua de botella y disfrutan de un agua pura y equilibrada no solo para beber sino  también para cocinar.

Dónde comprar un sistema de  ósmosis inversa en Zaragoza

Aunque se pueden encontrar en muchos lugares, nosotros siempre apostamos por las empresas de tratamientos de agua que es donde se encuentran los verdaderos profesionales, ellos se ocuparán de asesorarnos, normalmente sin compromiso de compra,  de instalarlas y de llevar el posterior mantenimiento.

Esperamos que nuestro artículo sobre ósmosis inversa en Zaragoza os haya resultado interesante.

Un saludo y hasta otra amig@s

Autor: 

[contact-form-7 id=”356″ title=”Formulario Blog”]

Carmen Cardo

Deja un comentario