976 46 12 56

Blog del Filtro de Agua

Hola Amigos:

Como ya sabemos el agua es un elemento vital para la existencia y no sólo de los seres humanos, sino también de los animales y las plantas. A petición vuestra, ya hemos dedicado algún artículo al agua ideal para diferentes tipos de animales, perros o gatos y lo continuaremos haciendo, ya que parece que el tema de los animales es uno de los que más os interesa.

Sin embargo, hoy con nuestro artículo queremos satisfacer la curiosidad de los amantes de las plantas, que no son pocos, sobre todo para los que vivimos en ciudades ya que llenan de color nuestro hogares  creando oasis artificiales de naturaleza en territorio hostil. Por ello nuestro post va dedicado a ¿cómo regar las plantas?

Para ello partimos de una consideración fundamental:

como regar las plantas

No todas las plantas son iguales

Tanto en la frecuencia de regado como en el tipo de agua a utilizar, tendremos que considerar qué planta tenemos en casa. Lo mejor es preguntar al sitio donde la hemos adquirido, sobre todo si se trata de una especie totalmente desconocida por nosotros, ellos sabrán exactamente cuál es el mejor agua y con qué frecuencia las tendremos que regar. No obstante también podemos extraer una serie de conclusiones generales:

Regar con agua del grifo

Lógicamente esto dependerá de la calidad de agua del grifo que tengamos en nuestra localidad, si son aguas duras (con mucha cal) o blandas (con poca cal), si tienen un alto contenido en fosfatos… lo que sí es común a todas ellas, es que llevan cloro en mayor o menor cantidad, y desde luego es recomendable eliminarlo, ya que no deja de ser un tipo de lejía cuya única función es desinfectar las tuberías por las que pasa. Para eso, hay gente que la deja en reposo para que al menos el cloro libre se vaya evaporando o utiliza algún tipo de filtro declorador que elimina el cloro justo en el punto de consumo.

Regar con agua envasada

agua embotellada

Otra opción es el uso de agua envasada, aunque aquí incurrimos ya en costes mayores. La ventaja es que no tendremos cloro, por lo que no habrá que dejarla reposar y no tendremos que utilizar ningún declorador.

Sin embrago la calidad de las aguas envasadas varía muchísimo, y nos podría sorprender que en algunos lugares su calidad desde un punto de vista físico-químico, puede llegar a ser incluso peor que la del propio grifo. Una cosa es el cloro, que se lo echa el hombre y otra la composición de minerales que se lo da el entorno orográfico del manantial del cual que ha obtenido el agua embotellada.

Una mención especial dentro de las aguas envasadas lo merecen las aguas preparadas, que son aguas minerales que han pasado por un proceso de ablandamiento (descalcificación) e incluso de osmosis inversa, eliminado el exceso de sales minerales. Esto puede ser recomendable en el caso de aquellas plantas que necesiten un ph más ácido, como las plantas carnívoras. (Un truco casero para bajar el ph es añadir unas gotas de limón a un agua mineral normal), pero es desaconsejable en el caso de plantas acidófilas.

Regar con agua de osmosis inversa

beneficios osmosis despresurizada

Aquí podemos aplicar todo lo que hemos dicho en cuanto a regar con aguas preparadas, ya que también es agua con un ph más ácido.

Regar con agua de lluvia

Sin duda es la mejor de las opciones en la mayoría de las ocasiones, no en vano mucha gente saca las plantas a balcones o terrazas cuando llueve. Sin embargo, en este punto tendremos que tener en cuenta la contaminación ambiental, muy alta en algunas ciudades y que hace más aconsejable regar con otros tipos de agua.

Esperamos que nuestro post sobre cómo regar las plantas os haya sido de utilidad.

Un saludo y hasta otra amig@s

Autor: 

[contact-form-7 id=»356″ title=»Formulario Blog»]

 

 

Camen Cardo

Deja un comentario