976 46 12 56

Blog del Filtro de Agua

Hola Amigos:

Cuando hablamos de los filtros de agua, sale siempre a la luz un tema ineludible; el agua embotellada. ¿Por qué comprar un filtro de agua o depuradora cuando podemos comprar carísimas aguas de botella?

Para nosotros, que nos dedicamos al tema, es casi una cuestión de sentido común, a continuación os explicamos porqué:

El Agua de botella no es necesariamente mejor que la del grifo

agua embotellada

 

Ésta sería una de las principales razones, ¿por qué invertir en comprar un producto que ya nos sale por el grifo? ¿por qué pagar dos veces por el mismo agua? Muchas de las aguas que nos venden poseen reclamos publicitarios que atribuyen al agua cualidades terapeúticas y en algunos casos casi mágicas, sin embargo el agua de botella es sólo potable y no necesariamente tiene que ser mejor que la del grifo. La única diferencia es que no tiene cloro, pero todos los demás elementos los puede contener en mayor o menor medida. Por supuesto hay diferentes calidades, pero al igual que la del grifo su calidad dependerá en gran medida de la calidad de la fuente de abastecimiento.

Los envases de plástico no son inocuos

La mayoría del agua embotellada se comercializa en envases de plástico. El plástico es un material sensible, ya en las etiquetas advierte de unas recomendaciones de transporte y almacenamiento, como no exponer a la luz del sol, no almacenar cerca de productos agresivos como lejía… y lo peor es que en algunas botellas la fecha de caducidad puede llegar hasta dos años, imaginad un agua en un envase así almacenada durante todo ese tiempo.

Coste agua embotellada

El plástico es altamente contaminante

Todos sabemos que si hay un material poco ecofriendly (enemigo del medioambiente) es el plástico por su larguísimo periodo de descomposición y los residuos que aporta al medioambiente.

 

Beber agua embotellada ayuda a la privatización del sector

impacto agua emmbotellada

Hoy por hoy el sector del agua envasada es uno de los más pujantes desde el punto de vista económico, cuando bebemos agua envasada las administraciones se relajan y son más permisivas en sus exigencias de calidad, ya que confían en compensarla con la iniciativa privada de la industria del agua embotellada. Por otra parte cuanta más demanda hay, los precios se elevan repercutiendo directamente en el bolsillo del consumidor. No hay que olvidar que ya quien habla del agua como el oro azul, por los precios que ha llegado a alcanzar. Para que os hagáis a una idea, en mi último viaje a Nueva York, el precio de un botellín de agua era superior al de un popular  refresco de cola.

Bueno esperamos que nuestro post sobre el agua embotellada os haya resultado de utilidad, esperamos vuestro feedback.

Un saludo y hasta otra amig@s

Autor: 

[contact-form-7 id=”356″ title=”Formulario Blog”]

 

Camen Cardo

Deja un comentario